¿Sabias que…?

¿Sabias que durante la época georgiana (1714-1830), justo antes el comienzo de la Revolución Industrial en Reino Unido, la imagen del hombre deseable era completamente diferente de la imagen de hoy en día?

En aquel entonces, no solo era socialmente aceptable para un hombre expresar sus emociones, sino que era positivamente deseable, El hombre Georgiano, no tenía miedo de ser despreciado por enseñar su emocionalidad. Esto fomentó una cultura de introspección entre hombres, en la que era socialmente aceptable ser auto reflexivo y contemplativo.

Quizá no haría falta volver a ese ideal de masculinidad pero si sería importante expandir el actual concepto de lo que significa ser hombres para que sea mucho mas abierto y pueda incluir todos los hombres y niños tal cual son, abarcando todas las facetas, complexidades y contradicciones.

Dejar de ver todo solo blanco o negro y empezar a abrirse al grande espectro de sombras que existen entre los hombres. Y aquí entramos en juego los Hombres Altamente Sensibles porque aprendiendo a gestionar la alta sensibilidad, a vivirla con más auto confianza, con más auto conciencia y más autenticidad en presencia de otros, podemos contribuir a un verdadero cambio social.

Cuestionar las expectativas actuales (un hombre de verdad es un luchador y ganador, es un proveedor y protector para las parejas y niños, es controlado y disciplinado) para que, aún no desaparezcan del todo, se pueda ir alargando y cambiando el contenido de estas reglas tan rígidas.

Ser proveedor para la familia podría por ejemplo significar serlo a nivel emocional y no solo económico y físico. Un hombre puede proteger su familia siendo emocionalmente presente y disponible. Una forma de luchar también podría ser darlo todo para una buena causa y para algo que de verdad tenga un significado para nosotros. Como la familia o parejas. Una nueva idea de éxito podría ser mantener relaciones personales cercanas y satisfactorias o una vida larga y saludable.

Para redefinir estas reglas y estereotipos, los hombres necesitan, de todos modos, el soporte de las mujeres que les permitan ser los que son. Y necesitan el soporte de otros hombres que les traten con calor y aceptación y de esta manera fomentar una tan necesaria y retrasada emancipación de un modelo de masculinidad que trae muchas consecuencias negativas para los hombres y su entorno. 

Francesco Leone

(Bibliografía: A History of Male Psychological Illness in Britain – Allison Hagget | Martin Seager – cofounder of the Male Psychology Network of British physicians | The Highly Sensitive Man – Tom Falkenstein | foto de portada del ‘Aliado’, de Iván Repila)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Francesco Leone
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@leonefrancesco.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.